El nuevo enoturismo: más seguro y tecnológico

A medida que se van relajando las restricciones debidas al impacto de la crisis sanitaria de la COVID-19 y, en concreto, las de movilidad, poco a poco regresa la normalidad en el sector turístico, tanto en el de particulares como el de negocios (MICE). En este sentido, las bodegas y cooperativas vitivinícolas, que ya estaban realizando un importante esfuerzo para la modernización de sus instalaciones y oferta para dar más valor al visitante, ahora están adaptando toda su propuesta enoturística al nuevo escenario de seguridad sanitaria.
Y es que, según ACEVIN (Asociación Española de Ciudades del Vino), el enoturismo en España no deja de crecer año tras año. En su último informe, se destaca que ya se superaron en 2019 los tres millones de visitantes a bodegas y museos del vino, generando un impacto económico de 85.569.817 euros. De ahí la importancia de esta vía de negocio para las empresas del sector.

Nuevas medidas para para la reducción del contagio por el coronavirus SARS-CoV-2 en visitas turísticas a bodegas.

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, a través del Instituto para la Calidad Turística Española ha puesto a disposición del sector turístico asociado a visitas a bodegas y otros espacios culturales o naturales un documento con las pautas a seguir para que tanto los profesionales de las instalaciones como los visitantes a estos centros puedan estar debidamente protegidos frente a posibles contagios por coronavirus.

Las principales pautas conciernen a las medidas de desinfección para todas las personas (trabajadores y usuarios), disposición de elementos para protección, rediseño de la ruta de las visitas, aforos o uso de materiales promocionales. Todo ello conllevará un profundo cambio en la manera de ofrecer la experiencia al visitante, pero que también puede significar un elemento de atracción para todos los aficionados al mundo del vino, al contar con la máxima seguridad para realizar su actividad favorita.

Un destino seguro será siempre un plus para el turista. En este sentido, las bodegas deben ir pensando en homologarse con alguna certificación que garantice la seguridad de sus instalaciones de cara al visitante. Por ejemplo, ya existe el sello Safe Tourism Certified, una marca de garantía y certificación de implantación de las Especificaciones Técnicas UNE desarrolladas a partir de las guías elaboradas de prevención de contagio frente al SARS-CoV-2 coordinadas por el ICTE (Instituto para la Calidad Turística Española). 

La certificación será sin duda un elemento clave para que el enoturista vuelva a las bodegas con total confianza y seguridad.

Hablemos de…
El futuro de la actividad turística en bodegas: seguridad, homologaciones, digitalización y nuevas estrategias.

Tecnología para el nuevo enoturismo

En paralelo a las medidas de seguridad e higiene, y para reforzarlas, el Instituto para la Calidad Turística Española recomienda, entre otros aspectos:

  • Utilizar un método de reservas y pago online para las visitas a bodegas.
  • Promover la información sobre la bodega y la visita a través de canales digitales (página web de la organización, apps, redes sociales, etc.).
  • Usar preferiblemente los dispositivos propios del visitante durante la visita, como una app en el móvil.
  • Realización de encuestas de satisfacción por medios digitales.
  • Disponer de audioguías, preferiblemente a la visita con guía presencial.

Estas recomendaciones, y otras muchas, tienen como base el uso de las nuevas tecnologías. Mediante el uso de aplicaciones móviles y otros recursos se reduce el contacto físico a lo imprescindible, reduciendo riesgos para el visitante sin que ello suponga una merma en la calidad de su experiencia enoturística.

Atender correctamente al enoturista ya era una obligación para las bodegas. Hacerlo ahora de forma segura será el nuevo reto. Para lograrlo, muchas bodegas están implantando soluciones digitales para la gestión de su oferta enoturística.
Un software que facilita todas las operaciones e interacciones con el visitante, desde la fase de planificación y reserva del viaje, hasta el seguimiento posterior a la visita:

  • Oferta turística (promoción | reservas y grupos – gestión de calendarios, cupos y disponibilidades de servicio | experiencia en bodega | análisis de satisfacción del visitante).
  • Recursos materiales y humanos necesarios para la prestación del servicio turístico.
  • Control de la interacción y comunicación multicanal con los visitantes, clientes, leads, suscriptores…
  • Acciones de marketing de captación y fidelización: campañas, segmentaciones y listas, perfilado de contactos, customer journeys, sondeos, interacción en redes sociales, análisis de la reputación online.
  • Calidad de los servicios turísticos: sondeos de satisfacción, incidencias, acciones de mejora, etc.
Consiga una gestión integrada del enoturismo con una aplicación moderna, fácil de usar y rápida de implantar con todas las garantías de seguridad e innovación que proporciona la nube de Microsoft.
Estas capacidades, potenciadas con un CRM específico para bodegas facilitan una gestión integral de la actividad enoturística, reduciendo errores y aumentando la satisfacción general del visitante. Con esta herramienta podemos conseguir aumentar la fidelización de la base de enoturistas ya consolidada (y compensar así el previsible descenso de nuevos visitantes en esta nueva etapa). La tecnología CRM facilita la implantación de algunas de las recomendaciones de ACEVIN (descargar guía) para la reactivación del enoturismo post-COVID:
  • Disponer de una base de datos de los clientes.
  • Diseñar programas de fidelización, con beneficios reales.
  • Generar una gran comunidad de winelovers y amantes del enoturismo.
  • Gestionar la reputación online en los canales más importantes.

Fidelización, venta cruzada, nuevas experiencias innovadoras o la utilización del viñedo como espacio para disfrutar de un entorno natural y seguro son otras de las ideas propuestas. En definitiva, volver a enamorar al enoturista para que vuelva a nuestra bodega.

Caso práctico: Bodega y Museo Vivanco, primer establecimiento riojano con el sello oficial "Anti Covid Safe Tourism Certified"

El primer establecimiento de La Rioja en obtener el sello oficial anti COVID Safe Tourism Certified que concede ICTE (Instituto para la Calidad Turística Española) es Bodega y Museo Vivanco.
Fuente: Europa Press. 2 Agosto 2020

Accede a nuestra área privada y obtén una visión general de VinoTEC Enoturismo.